Consejos para mejorar mis técnicas de estudio

Si eres de esas personas que al momento de sentarse a estudiar les resulta imposible mantener la concentración, no te preocupes, ya que a través de este post te estaremos presentando diferentes consejos que pueden ayudarte a mejorar tus técnicas de estudio.

¿Cómo mejorar tus técnicas de estudio?

Lo primero que deberías hacer es organizarte, además, debes enfocarte en ser disciplinado y respetar los horarios que establezcas para estudiar.

Si logras cumplir cada uno de esos aspectos, tendrás la oportunidad de mejorar tu rendimiento a nivel académico. Además de eso, otras recomendaciones que podrías seguir y que te ayudarán considerablemente a alcanzar tus metas de estudio, son las siguientes:

Escoge un buen lugar para estudiar

Debes garantizar que el espacio en el que estudies siempre sea el mismo, además, no solo debe contar con una buena iluminación y temperatura, sino que también tiene que estar correctamente ordenado.

Evita las distracciones

Si al momento de estudiar hay personas que te distraigan, es conveniente que de manera amable te asegures de pedirles que se retiren a otro sitio para que tengas la posibilidad de seguir con tus asignaciones.

Asimismo, es importante que te cerciores que tanto la radio como la televisión se encuentren apagadas, también debes mantener tu teléfono apagado o en silencio, y en caso de no tener que recurrir al Internet, sería conveniente que apagues el Wifi para evitar distraerte.

Subrayar

El subrayar aquellas partes del temario que sean de mayor importancia también se encuentra entre las técnicas de estudio más simples y eficaces, y que podrías poner en práctica.

Consiste sencillamente en destacar esas partes que te parezcan más significativas dentro de un texto, utilizando diversos colores; para esto, lo más apropiado suele ser que realices una lectura comprensiva primero y que subrayes lo más destacable, después podrás proceder a estudiar.

Toma  apuntes

Tomar apuntes se encuentra entre las técnicas de estudio más populares, sencillas y eficaces que existen, al igual que el subrayar, y es que básicamente consiste en resumir los puntos más destacables de un tema usando tus propias palabras, de manera que te resulte más fácil recordarlos.

La clave se trata de poder resumir el contenido tanto como sea posible, pero evitando dejar por fuera cualquier dato relevante. Ten en cuenta, que al momento de hacer tus propios apuntes no solo tienes la posibilidad de realizarlos de la manera tradicional empleando papel y lápiz, sino que también podrías hacerlo a través de herramientas online.

Elabora mapas mentales

Elaborar un mapa mental consiste en la mejor forma tanto de resumir como de organizar tus ideas al momento de estudiar, y es que un buen mapa mental podría ayudarte no solamente a ahorrar numerosas horas de estudio, sino también a consolidar tus conocimientos de cara al examen.

Repasa con  fichas de estudio

Utilizar fichas de estudio también está entre los métodos de aprendizaje más efectivos que podrías aplicar al momento de asimilar números, fechas, vocabulario, o datos específicos.

A través de las fichas de estudio puedes lograr que la memoria de los contenidos se vuelva un proceso mucho más divertido; de igual manera, cabe mencionar que las fichas de estudio online te darán la oportunidad de ahorrar bastante trabajo al momento de elaborarlas, además podrás consultarlas con gran facilidad.

Organiza el estudio

Es muy aconsejable que cuentes con una agenda detallada en la cual puedas apuntar y enumerar cada una de tus asignaciones y exámenes, y para esto, podrías utilizar tanto una agenda física como una online.

En cualquier caso, debes anotar para cada día, aquellas tareas por realizar o temas por estudiar, al igual que el momento en que pretendes hacerlo; de igual modo, podría resultar apropiado que apuntes los otros compromisos que pudieras tengas.

Asimismo, conviene que te asegures de marcar los segmentos a fin de trabajar en los proyectos que debas terminar a largo plazo, y también para estudiar para los exámenes más importantes, así evitarás dejarlo todo para último minuto.

Habla en voz alta

Si bien podría parecerte sin sentido, lo cierto es que hablar en voz alta se trata de una gran técnica para mejorar tus momentos de estudio, solo debes intentarlo y podrás comprobar su eficacia. Comienza a hacerlo y te asombrará todo lo que podrás recordar cuando en vez de pensar las cosas las dices en voz alta.

Explícale el tema a alguien más

El poder usar tus propias palabras para explicar aquellas cosas que has aprendido, se trata quizás de la recomendación más valiosa que tomar en cuenta al momento de estudiar, dado que puede ofrecerte un par de beneficios bastante útiles.

Primero, el reformular todo el contenido supone un modo muy útil de repasar las cosas que has estudiado de forma mental, de manera que el tiempo que inviertas en eso te ayudará a conseguir una mayor asimilación del tema.

Segundo, te ayudará a autoevaluarte, logrando así detectar aquellos posibles puntos que considerabas aprendidos, pero que en realidad te causan algunos inconvenientes; por lo que podrás tener una idea más clara sobre tus progresos.

Recurre a los juegos de memoria

Los juegos de memoria consisten en métodos muy acertados para que puedas recordar partes de información aplicando una sencilla asociación con palabras habituales.

En la mayor parte de las ocasiones, puede ser adecuado unir palabras que permitan crear una oración sin sentido, aunque sencilla de recordar; así, podrías utilizar la primera letra de cada palabra con el fin de representar la información que deseas recordar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.