Los conflictos armados han formado parte importante de la historia universal, siendo estos eventos uno de los más determinantes en la vida de las naciones implicadas directa e indirectamente en estos conflictos.

Con esto se estaría dando un paso hacia atrás

Hoy en día, las naciones, en su papel de modernas, suelen todavía sobrepasar sus principios, poniendo a prueba sus potencialidades a través de amenazas que definitivamente han propuesto dentro sus intenciones conflictos del tipo armado. Situaciones que, a pesar de tener razones personales, pueden y sin duda alguna, generar daños colaterales, comprometiendo la integridad de las naciones vecinas.
Desde un buen tiempo, se sabe que las relaciones entre EEUU y Corea del Norte han adoptado tonos algo complejos.
Las personalidades a cargo de estas naciones han demostrado ser necias en lo que se refiere al cumplimiento y respeto de sus percepciones. En consecuencia, hemos observado claramente cómo los desacuerdos entre estas naciones han logrado oscilar muy cerca de conflictos armados.

corea del sur armada
La razón ha quedado lejos, dejando en evidencia cómo las “Pruebas militares” de ambas naciones en zonas muy cercanas a sus territorios contrarios no son más que amenazas que solo logran sembrar más tensión entre estas naciones, de esta manera, el panorama se vuelve cada vez más difícil entre las dos.
En ese sentido, Estados Unidos y Corea del Sur han planificado para este año, tomar las previsiones pertinentes, para lo cual han decidido coordinar un conjunto de actividades de entrenamiento en las cuales se adentrarían unos 30 mil soldados coreanos acompañados de unos 11 mil quinientos soldados estadounidenses.

La idea consiste en consolidar la denominada estrategia de Disuasión Adaptada

La planificación ha sorprendido a la gente y es que, de forma habitual, esta clase de prácticas se llevan a cabo entre los meses de febrero y marzo, sin embargo, el asunto ha cambiado, posponiendo las estrategias para otras instancias, llegando precisamente para cuando finalicen los Juegos Olímpicos de Invierno y Paralímpicos de Pyeongchang.
Entre tanto, las expectativas de estas prácticas no han sido las más complejas en comparación con los otros años.
La razón reside en que desde la casa blanca, se ha precisado que no se pretenden llevar a cabo prácticas de entrenamiento complejas, limitándose así entrenar a la infantería y no al uso de las maquinarias y vehículos de combate. Esto, supone una sorpresa para los países invitados, sin embargo, algunas alertas se mantienen en la misma magnitud.
Las opiniones al respecto de esta clase de práctica han logrado ser muy heterogéneas, por lo tanto, es difícil establecer una en estos párrafos.
Por el momento, los preparativos, como bien pudimos ver, se mantienen al menos en sus más pequeñas cantidades. La estrategia se mantiene, así como el mismo conflicto y todo apunta a que las posibilidades de un conflicto pueden aumentar de manera significativa.
El problema entre naciones tomará una orientación en su debido momento, mientras tanto, Estados Unidos y Corea del Sur mantienen sus preparativos a la orden de los entrenamientos que estas dos naciones realizarán en conjunto para este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *