¿Qué era un Walkman y Quién lo Creó?

¡Prepárate para un viaje retro en el tiempo y sumérgete en los recuerdos de los años 80! En esa época, un dispositivo revolucionario llamado walkman tomó el mundo del entretenimiento por sorpresa, permitiendo a las personas llevar su música favorita a donde quiera que fueran. En este artículo, exploraremos sobre el walkman.

El Walkman: Un Icono de los 80

Si eres parte de las generaciones del siglo XXI, es posible que no hayas experimentado la era del walkman. Imagina un momento en que los reproductores de música portátiles eran raros, y la mayoría de la gente sintonizaba canciones en la radio o se sumergía en tocadiscos voluminosos. En esos días, Sony presentó un dispositivo revolucionario: el walkman.

El inventor del walkman fue el alemán Andreas Pavel. En 1972, Pavel inventó un reproductor de casetes portátil que llamó Stereobelt. En 1979, Sony lanzó el TPS-L2, que fue el primer reproductor de casetes portátil al estilo del walkman. El TPS-L2 fue un éxito inmediato y ayudó a popularizar el formato de casete.

Sin embargo, Pavel demandó a Sony por infracción de patente, y en 2005, un tribunal alemán le otorgó una indemnización de 6 millones de euros. Así que, aunque Masaru Ibuka fue el ingeniero de Sony que desarrolló el TPS-L2, Andreas Pavel fue el verdadero inventor del walkman.

Este pequeño dispositivo permitía a las personas reproducir música desde casetes en cualquier lugar. En comparación con los reproductores de música anteriores, como los radios de doble casetera o los tocadiscos, el walkman ofrecía una portabilidad sin igual. Las personas podían disfrutar de su música favorita mientras caminaban, corrían o viajaban en transporte público.

A lo largo de su tiempo en el mercado, se vendieron más de 200 millones de walkmans en todo el mundo. Su éxito fue impulsado por su diseño compacto, facilidad de uso y la libertad que ofrecía a los amantes de la música.

Transformando la Cultura Musical

El impacto del walkman en la cultura musical de los años 80 fue asombroso. Los jóvenes ahora podían llevar su música consigo en lugar de estar limitados a las emisoras de radio o a un lugar específico para escuchar música. Las calles se llenaron de personas con audífonos, creando una experiencia musical personalizada en medio del bullicio urbano. El walkman permitió a las personas definir su propio ambiente musical y compartirla con otros mediante la función de compartir casetes.

Recordemos que, en aquellos años, el Internet no era de uso popular, sino que estaba restringido en círculos académicos y militares en Estados Unidos, mientras que apenas en 1981 nació el canal televisivo de música MTV, por lo que el disfrute de la música y los artistas populares de la época se restringía a las discotecas, en las casas donde hubiese un reproductor de música (casi siempre en disco de vinilo) y los pesados aparatos de radio con una o doble cassettera.

Sin embargo, el walkman no pudo salvar las dificultades que traían los propios cassettes: estos solían dañarse rápidamente, las cintas podían enrollarse o romperse y echarse a perder. Además, el walkman no podía mejorar la calidad del sonido proveniente del cassette. Posteriormente, Sony sacó al mercado la versión del walkman con radio incluida. Sin embargo, nada es eterno y la misma tecnología que puso obsoletos los discos de vinilo, luego le pasó factura al cassette e, inevitablemente, al walkman.

El Declive del Cassette y el Nacimiento del Walkman CD

A medida que la década de los 90 avanzaba, el cassette comenzó a ceder terreno ante la llegada del CD. La calidad de sonido superior y la durabilidad del CD atrajeron a los oyentes, y gradualmente marcó el inicio del fin de los cassettes y, por ende, del walkman de cassette. El 24 de octubre de 2010, Sony dejó de fabricar el walkman de cassette, se vendió el último walkman de cassette.

Sin embargo, el legado del walkman continuó con los walkmans CD, que permitían a los usuarios disfrutar de discos compactos portátiles. Aunque su popularidad disminuyó con la llegada de reproductores digitales, el walkman dejó una huella imborrable en la forma en que experimentamos la música.

Fin del Walkman y Nueva Forma de Oír Música

Y así como desapareció el cassette, le tocó el turno al CD. Aunque no han desaparecido por completo, la popularidad de los CD ha disminuido significativamente en los últimos años. En 2000, los CD representaron el 8 0% de las ventas de música en Estados Unidos. Sin embargo, para 2020, ese porcentaje había caído a solo el 10 %, según fuentes especializadas. Y en esta misma medida, los walkmans de CD casi desaparecieron.

Luego, aparecieron en el mercado nuevos sistemas de reproducción de música, tales como:

  • Reproductores MP3: Los reproductores MP3 ofrecen una mejor calidad de sonido que los reproductores de CD, y son más pequeños y ligeros.
  • Reproductores de MP4: Los reproductores MP4 son dispositivos portátiles que almacenan música, vídeo y otros archivos multimedia, con mayor capacidad de almacenamiento que los reproductores MP3.
  • Teléfonos inteligentes: Los teléfonos inteligentes revolucionaron al mundo, ya que en este aparato conjuga las mismas funciones de un MP4 pero con mayor calidad y capacidad.

Invitación a Explorar la Historia Musical

Explorar la historia del walkman nos lleva a comprender cómo la tecnología ha transformado nuestra relación con la música. Para tener una visión completa de cómo llegamos a donde estamos hoy en día, te invitamos a descubrir más sobre los hitos y cambios que dieron forma a la industria musical actual.